ATRACONES NAVIDEÑOS…SI NO PODEMOS EVITARLOS…

 

Se acercan unas Fiestas entrañables para estar en familia y también para pegarnos los típicos atracones. Los menús navideños se convierten en “bombas calóricas”, exceso de alimentos ricos en grasas, ácido úrico y azúcares y un elevado consumo de alcohol…pero ¿quién puede resistirse?

En muchos casos, después nos arrepentimos, cuando tales excesos provocan un sobreesfuerzo del aparato digestivo y sentimos por ejemplo: acidez, abdomen hinchado, pesadez de estómago, flatulencias, estreñimiento o diarrea, náuseas, resaca, dolor de cabeza e incluso aumento del colesterol y triglicéridos, hiperglucemia, aumento de las transaminasas hepáticas, alteración del sistema inmune, insomnio, ansiedad, trastornos de la piel, aumento de peso, etc…ya lo dice el refrán…De grandes cenas están las tumbas llenas!

IMAGEN MESA NAVIDAD PARA EL ARTÍCULO REVISTA DICIEMBRE 2015

Obviamente la clave está en la moderación. Nos ayudará el comer despacio masticando bien los alimentos y el parar de comer al primer indicio de haber comido más de lo normal. Beber 1 o 2 vasos de agua o una rica infusión antes de empezar a comer también ayuda a “saciarnos algo previamente”.

Son ideales las infusiones digestivas de plantas medicinales como la manzanilla, el té de roca (de Aragón), la menta, el tomillo, anises, la milenrama o las infusiones desintoxicantes como el cardo mariano, la alcachofera, el diente de león, el boldo o la salvia.

Si en cambio queremos reducir nuestro apetito antes de empezar a deleitarnos ante tantos y variados “manjares” podemos optar por sustancias como el Glucomanano (polisacárido o hidrato de carbono complejo) no digerible que se extrae del tubérculo de una planta asiática llamada Amorphophallus konjac. Es capaz de absorber agua formando un gel espeso y aumentar el volumen de las heces y conseguir así regular la función intestinal y evitar el estreñimiento, actuando como un laxante suave. También la Garcinia Cambogia es un fruto indio rico en ácido hidroxicítrico, que interfiere en el metabolismo de los azúcares y grasas y evita que se transformen, evitando su acumulación. Los Fructo-oligosacáridos, un tipo de fibra soluble abundante en espárragos, cebollas, puerros que hacen crecer las bacterias beneficiosas del intestino (microbiota) aliviando el estreñimiento, la hinchazón y que ejercen también un cierto efecto saciante. Asimismo encontramos también la propiedad saciante en el Chitosán que es un polisacárido que se obtiene del caparazón de los crustáceos. Pero, para finalizar, cuidado con utilizar la famosa alga fucus, yo nunca la recomiendo por su contenido en yodo, ya que puede alterar la función correcta de la glándula tiroides y por consiguiente nuestro metabolismo.

¡Espero que disfrutéis con salud de la Navidad!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s