Feliz Navidad!

mi-felicitacion-de-navidad-centro-ortodieta

Anuncios

ALTERACIONES DE LAS VÍAS RESPIRATORIAS

Con la llegada del frío hay enfermedades que pueden afectar, aún más, a nuestro sistema respiratorio y que, resumiendo, se dividen en obstructivas (bronquitis crónica, enfisema, asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica –EPOC-), restrictivas (fibrosis, neumotórax y derrame pleural) e infecciosas (bronquitis aguda, neumonía y tuberculosis).

Resultado de imagen de dibujos resfriados

Recomendaciones de alimentación:

Es indispensable la ingesta de líquidos que por orden de importancia serán: agua, zumos de vegetales y frutas, infusiones y caldos vegetales. Además de sus propiedades antibacterianas, antivíricas, etc., se hace necesaria como medida para fluidificar el moco. Igual de importante es una dieta rica en frutas, vegetales, grasas y proteínas de alto valor biológico e hidratos de carbono complejos.

Eliminar de la dieta los lácteos y sus derivados, ya que promueven la producción y densidad del moco.

Evitar el consumo de azúcares simples ya que disminuyen significativamente la capacidad de respuesta inmunitaria.

ALIMENTOS BENEFICIOSOS

ACEITES DE SEMILLAS DE PRIMERA PRESIÓN EN FRÍO: Algunos ácidos grasos esenciales son necesarios para la formación de anticuerpos. Los ácidos grasos poliinsaturados reducen la respuesta de las vías respiratorias frente a los factores causantes del asma.

AJO: Es un gran antibiótico y mucolítico natural, además de estimulante del sistema inmunitario gracias a su contenido en aceite esencial cuyo componente principal es la aliína, compuesto sulfurado que se transformaen aliicina. Es activo frente numerosas bacterias, virus, hongos y parásitos,potenciando la acción de los linfocitos T y de los macrófagos.  PUERRO: contiene un aceite esencial similar al de la cebolla, con acción mucolítica.

BORRAJA: Alimento estrella en Aragón, contiene mucílagos de acción suavizante para los bronquios. Además es sudorífica, por lo que contribuye a la eliminación de desechos propiedades mucolíticas, expectorantes, broncodilatadoras y antibióticas. Su mayor actividad se muestra al tomarla cruda o inhalar su esencia. Está demostrado que uno de sus compuestos, el difeniltiosulfinato, tiene mayor actividad antiinflamatoria que la prednisolona, uno de los antiinflamatorios más comúnmente utilizados. Contiene también quercitina, un flavonoide con actividad antiinflamatoria y cuya acción es la de estabilizar las membranas de las células liberadoras de histamina.

CÚRCUMA y EL JENGIBRE: tienen actividad antiinflamatoria y mucolítica.

Resultado de imagen de resfriados

DÁTILES: Tienen la capacidad de ablandar la mucosa bronquial. HIGOS: Son calmantes de la tos, facilitan la expectoración y suavizan las vías respiratorias. Es un remedio que se utiliza como jarabe desde muy antiguo.

FRUTA: Aporta vitaminas y elementos fitoquímicos que facilitarán la eliminación de toxinas como la nicotina del tabaco. Utilizadas en zumos son muy convenientes en estos casos. Por ejemplo la granada contiene sustancias como el ácido elágico y algunos alcaloides con actividad inhibitoria sobre virus, bacterias y hongos y en el caso de las grosellas también son ricas en vitamina C, eficaz agente antiinfeccioso. El limón tiene actividad viricida (mata virus) y bactericida (mata bacterias) y es rico en vitamina C al igual que el Kiwi y el Litchi.

HORTALIZAS: Las de hoja verde o las de color rojo son ricas en betacarotenos, que van a aumentar la resistencia de las células bronquiales a los daños causados por las afecciones respiratorias.

MIEL: Tiene acción antitusígena, sedante y suavizante de las vías respiratorias. Puede actuar de elemento desensibilizante frente al polen ambiental causante de alergias.

PICANTES: Son un alivio en los casos de crisis asmáticas. Estos alimentos estimulan las terminaciones nerviosas de las vías digestivas, las cuales generan la orden de liberar líquidos en la boca, la garganta y los pulmones. Esta secreción impide que el moco se obstruya en las vías respiratorias. PIMIENTO: La capsicina, sustancia picante del pimiento, ejerce actividad antiinflamatoria cuando se ingiere.

PROTEÍNAS: Las inmunoglobulinas son moléculas proteicas. Una alimentación pobre en proteínas de buena calidad podría dificultar su disponibilidad.

TOMATE: Contiene carotenoides y minerales de acción inmunoestimulante. También la zanahoria tiene un alto contenido en vitamina A, indispensable para el buen estado de las células que recubren el interior de los bronquios.

2º CAPÍTULO DE LA VITAMINA D (la del Sol)

Ya os comenté en el artículo del pasado mes de julio que os seguiría hablando de la importancia de esta súper vitamina y más ahora que nos estamos acercando al invierno. Según los investigadores el 50% de la población está en riesgo de sufrir carencia de esta vitamina, con sus consecuencias negativas en la salud tanto física como mental. Hoy en día ya no pasamos suficiente tiempo al aire libre come se hacía antaño, ¿verdad?

vitamina-d-foto

¿Por qué es tan importante esta vitamina?

Reduce el riesgo de cáncer, previene problemas cardiovasculares, refuerza el sistema inmunitario, mantiene sanos y fuertes huesos, cartílagos y dientes, mantiene estable el sistema nervioso, previene catarros y gripes, repara el ADN, interviene en la secreción de insulina del páncreas y también es muy necesaria para la correcta función de la “puñetera” glándula tiroides.

¿Cuándo hay más riesgo de sufrir carencia de vitamina D?

Si en verano usas cremas solares, si tienes más de 50 años, si tienes la piel oscura o de color, si pasas poco tiempo al aire libre, si trabajas de noche, si tienes problemas a nivel intestinal, si tienes problemas de tiroides, si tienes alguna patología tumoral, si tienes sobrepeso u obesidad, si tienes dolores óseos, si padeces esclerosis múltiple, si tienes artritis reumatoide, si tienes fibromialgia, si sufres a menudo de lumbalgias, si tienes asma, si te suda excesivamente la cabeza…Uff! cuántos sis!

El modo más seguro de valorar si se tiene poca vitamina D es a través de un simple análisis de sangre.

Aquí tenéis los parámetros actuales de laboratorio:

VITAMINA D 25 HIDROXICOLECALCIFEROL 

Deficiencia: <10 ng/ml

Insuficiencia: 10-30 ng/ml

Suficiencia: 30-100 ng/ml

Toxicidad: >100 ng/ml

¡Ojo! El valor óptimo estaría entre 50 y 80 ng/ml.

¿Cómo conseguir (que no es lo mismo que absorber correctamente) la vitamina D?

  • Exponiéndonos al sol, al menos 15-20 minutos al día.
  • A través de la alimentación (pescados y aceites de pescado como el de bacalao, huevos ecológicos, hígado de ternera o cordero, cereales integrales ecológicos, mantequilla y leche y/o kéfir bio). Recordad que la dieta debe ser personalizada.
  • Con las dosis adecuadas en forma de suplementos de vitamina D pero sólo bajo la supervisión de un profesional.

LA CLAVE PARA AFRONTAR EL NUEVO CAMBIO DE ESTACIÓN: POTENCIAR EL SISTEMA INMUNITARIO

maxresdefault

Los profesionales de la salud que llevamos años trabajando en terapéutica Ortomolecular tenemos la convicción de que la población sufriría muchas menos infecciones si siguiera una correcta alimentación y potenciase su sistema inmunitario gracias a la toma de nutrientes inteligentemente seleccionados y sin efectos secundarios.

shapeimage_9-300x274

A continuación os recordaré algunos de los nutrientes presentes en alimentos, que no hayan sido “excesivamente manipulados”, que nos pueden ayudar y potenciar nuestro sistema inmunitario:

ANTIOXIDANTES: Los radicales libres deprimen nuestras defensas y los antioxidantes nos protegen neutralizándolos. Entre ellos se cuentan las vitaminas antioxidantes A, C y E.

PROTEÍNAS: Las inmunoglobulinas son moléculas proteicas. Una alimentación pobre en proteínas podría dificultar su disponibilidad.

OLIGOELEMENTOS: Zn (zinc), Fe (hierro), Se (selenio), Cu (cobre), y otros, que actúan como Coenzimas en la síntesis (fabricación) de inmunoglobulinas (anticuerpos).  El Se (selenio) puede encontrarse en la levadura de cerveza, el germen de trigo, la melaza y las nueces de Brasil. El Zn (zinc) podemos obtenerlo de los frutos secos, la avena y el sésamo. El Cu (cobre) se encuentra en las alubias secas, levadura de cerveza, algas, guisantes, trigo integral, ciruelas pasas, hígado de cordero y ternera, gambas, y la mayor parte de los mariscos. Son fuentes de Fe (hierro) los huevos, carnes, pescados, almejas, berberechos, mejillones, ostras, cangrejos, nécoras, cereales, germen de trigo, legumbres, melocotones y albaricoques secos, el hígado de cordero y ternera.

ÁCIDOS GRASOS ESENCIALES OMEGA-6 Y OMEGA-3: Intervienen en la producción de anticuerpos. Se encuentran en los aceites de semillas prensados en frío y en los pescados azules.

VITAMINA E: Es inmunoestimulante. Se encuentra en aceites vírgenes de germen de trigo, frutos oleaginosos, verduras, alfalfa y yema de huevo.

PROBIÓTICOS: Mejoran en sistema inmunitario al mantener en equilibrio la microbiota (flora bacteriana) fisiológica. Podemos encontrarlos en los yogures y kéfir ecológicos.

ALIMENTOS BENEFICIOSOS:

FRUTAS FRESCAS Y HORTALIZAS EN GENERAL: Nos aportan vitaminas, minerales y elementos fitoquímicos antioxidantes que nos ayudan a elevar las defensas naturales, así como a eliminar los residuos al favorecer la depuración neutralizando el medio ácido que se produce en la infección.

AJO: Es un gran antibiótico natural gracias a su contenido en aceite esencial, cuyo componente principal es la aliina, compuesto sulfurado que se transforma en alicina. Es activo frente numerosas bacterias, virus, hongos y parásitos (sobre todo amebas y gusanos intestinales). Es rico en vitaminas y sales Minerales.

CEBOLLA: La composición de su AE es similar a la del ajo, puesto que su componente principal es un isómero posicional de la aliína. Además, la cebolla es muy rica en flavonoides, enzimas, fitosteroles, etc. Contiene sales minerales de Ca, Fe, S, P, F, K y Na. Es activa frente a helmintos, bacterias y hongos.

LIMÓN: Es un alimento inmunoestimulante y alcalinizante de gran utilidad en todo tipo de infecciones. Contiene Vitamina C y carotenoides.

RÁBANO: Es rico en compuestos sulfurados entre los que destaca la rafanina, de gran poder antibiótico, antivírico e inmunoestimulante, sobre todo a nivel hepático y en vías respiratorias.

PUERRO: De composición similar a la del ajo, tiene también acción antibiótica, pero más suave.

COL: Contiene sustancias sulfuradas de gran poder antibiótico, sobre todo a nivel intestinal. Ayuda a equilibrar la microbiota (flora intestinal).

TOMATE: Contiene carotenoides (licopeno) y minerales de acción inmunoestimulante.

ALFALFA: Es rica en minerales y oligoelementos que estimulan la síntesis de anticuerpos.

BORRAJA: Es sudorífica, por lo que contribuye a la eliminación de desechos orgánicos. Contiene AGE (ácido graso esencial) antiinflamatorios.

BATIDOS DE FRUTA: Favorecen la eliminación de sustancias de desecho y contienen sustancias (vitaminas, minerales, etc.) y fibra que estimulan las defensas del organismo.

KIWI: Estimula las defensas del organismo por su contenido en oligoelementos, minerales y vitamina C.

LITCHI: Es muy útil en enfermedades infecciosas por su acción inmunoestimulante. Los frutos son analgésicos, antipiréticos y antiinflamatorios, aunque las hojas son más efectivas. Contiene gran cantidad de vitamina C y una importante proporción de todas las demás, excepto A y B12.

GROSELLAS Y ARÁNDANOS ROJOS Y NEGROS: Son antirradicalares y protectoras de los vasos sanguíneos. Contienen Vitamina C y antocianósidos.

CÍTRICOS: Pomelo, limón, naranja, mandarina. Poseen flavonoides, ácidos orgánicos (como el ácido cítrico) y vitamina C.

FRAMBUESA: Es rica en nutrientes (folatos, vitamina C, Fe, K, flavonoides) y facilita la depuración.

AGUA: Es necesario beber suficiente agua para evitar la deshidratación en el caso de que existan síntomas concomitantes como fiebre, vómitos, diarreas o excesiva sudoración.

ACEITES DE SEMILLAS DE PRIMERA PRESIÓN EN FRÍO: Algunos AGE son necesarios para la formación de Anticuerpos, pero es preciso recordar que tampoco debe abusarse de estos aceites, pues son fácilmente oxidables. Lo mejor es consumir diariamente aceite de oliva, rico en ácido oleico capaz de mantener el equilibrio entre las grasas saturadas e insaturadas.

PESCADO AZUL: Está demostrado que los AGE Omega-3 refuerzan la inmunidad.

ACEROLA: Es la fruta más rica en Vitamina C, además de contener flavonoides (hesperidina y rutina) y ácidos orgánicos.

JALEA REAL: Ejerce una acción revitalizante y tonificante de todas las funciones orgánicas, incluida la inmunitaria.

Si crees que ha llegado el momento de empezar a sentirte bien a través de la alimentación no dudes en descubrir tu Ortodieta®.

¿Padeces de insomnio o tienes problemas para dormir?

El insomnio es la dificultad para dormir que, de forma reiterada, ocurre una noche y otra y otra, es peor que una pesadilla. A veces el insomnio se presenta sólo al inicio del sueño pero otras veces se trata de episodios de despertar frecuentes durante la noche. Al día siguiente ya os podéis imaginar cómo nos podemos encontrar…

Posibles causas: ansiedad, tensión, indigestión, frío, calor, excitación emocional, fobia al sueño, temor al mismo insomnio, dolor o molestias, cafeína, alcohol, hipoglucemia, apnea del sueño (interrupción temporal de la respiración de más de diez segundos de duración), mioclonías nocturnas (sacudidas/contracciones en las piernas) o el síndrome de piernas inquietas, algunos fármacos, enuresis nocturna (micciones-orinar), bruxismo nocturno (apretar o rechinar los dientes), ronquidos, sonambulismo, etc.

Ojo al dato: sufre de insomnio entre el 30-40 % de la población.

Insomnio y depresion

Recomendaciones generales: evitar el alcohol, una pequeña cantidad induce el sueño al principio, pero altera los ciclos del sueño profundo a lo largo de la noche. Evitar en lo posible el fumar, aunque parezca que pueda calmarte la nicotina es un estimulante del sistema nervioso. Evitar las bebidas que contienen cafeína después del almuerzo. Practicar ejercicio con regularidad. Darse un baño relajante. Concentrarse en recuerdos y en pensamientos placenteros.

Alimentos beneficiosos en la cena: pavo, atún, bebida de almendras ecológica, cereales integrales ecológicos, plátano, higos, dátiles, Kéfir bio. Estos alimentos son ricos en triptófano, sustancia que favorece el sueño. Si hay otras dolencias no todos estos alimentos serían correctos por lo que habría que evaluar cada caso individualmente, tal y como hago en la consulta.

Alimentos perjudiciales a evitar en la cena: bacón, queso, chocolate, berenjena, jamón, sardinas, arenques, patatas, azúcar, salchichas, espinacas, nueces, tomate y vino. Estos alimentos contienen tiramina, sustancia que puede provocar dolor de cabeza y que aumenta la liberación de norepinefrina o noradrenalina (hormona del estrés), un estimulante cerebral.

Nutrientes beneficiosos prescritos por un profesional y bajo su supervisión: Calcio y Magnesio, vitaminas del grupo B, triptófano, hierro, melatonina.

Plantas medicinales: valeriana, pasiflora, amapola de California, lúpulo, kava kava, hipérico o hierba de San Juan (con mucha precaución y bajo supervisión pues produce interacciones con diversos fármacos). Son plantas relajantes, ansiolíticas y sedantes. Tomar mínimo 45 minutos antes de ir a dormir, es preferible ir rotándolas.

Si crees que ha llegado el momento de empezar a sentirte bien a través de la alimentación no dudes en descubrir tu Ortodieta®.

¿SUFRES DE ESTREÑIMIENTO OCASIONAL, “VACACIONAL”, CRÓNICO…?

El estreñimiento se define como la eliminación escasa o infrecuente de heces. También se considera estreñimiento la emisión dificultosa de las mismas. Las causas más comunes son los hábitos de eliminación inadecuados como la falta de disciplina horaria, la falta de fibra en la dieta, la ingesta insuficiente de agua, la laxitud en los músculos intestinales, el uso de determinados medicamentos, la falta de ejercicio, el estrés físico y psíquico y otros cuadros de origen orgánico. El tratamiento irá encaminado a eliminar las causas que lo producen, y después, a reeducar al intestino adoptando nuevos hábitos.

foto estreñimiento artículo revista Somos agosto 2016

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA DIETA:

  • Aumentar la cantidad de fibra progresivamente hasta llegar a 20-30 gramos/día.
  • Incrementar la ingesta de agua hasta 2 litros como mínimo, siempre fuera de las comidas.
  • Evitar los alimentos astringentes que favorecen el estreñimiento.
  • Tomar las frutas siempre entre comidas y nunca como postre.
  • El uso de aceite de oliva favorece la eliminación de las heces al lubrificarlas.

ELEMENTOS QUE DEBEN APORTARSE BAJO LA SUPERVISIÓN DE UN PROFESIONAL:

  • ÁCIDO FÓLICO: Favorece la eliminación del estreñimiento rebelde.
  • ÁCIDOS GRASOS ESENCIALES DE LA SERIE OMEGA-6: Tienen efecto laxante a partir de 1 gramo/día.
  • MAGNESIO: Tiene acción laxante. Cuidado con las sales de magnesio pues atraen gran cantidad de fluido hacia los intestinos promoviendo la eliminación de minerales del organismo.
  • FACTORES LIPOTRÓPICOS (INOSITOL, METIONINA, COLINA): Facilitan la eliminación de grasa por las heces.
  • COMPLEJO B: Intervienen en el mantenimiento de la musculatura intestinal, favoreciendo su peristaltismo (contracción del intestino que hace avanzar el bolo alimenticio).
  • VITAMINA B5: Acelera el tránsito intestinal.
  • VITAMINA C: En forma de ácido ascórbico, y como ascorbato si existe acidez de estómago o hernia de hiato.
  • PROBIÓTICOS: Resuelven muchos estreñimientos causados por alteración de la microbiota (flora intestinal).
  • FIBRA VEGETAL NO SOLUBLE: Aunque no se trata de un nutriente, en este caso es necesaria, puesto que aumenta el volumen del bolo alimenticio y favorece el peristaltismo. Cuando escasea la fibra, las heces se vuelven duras y secas, dificultando su tránsito.

ALIMENTOS BENEFICIOSOS:

  • AGUA: Se requiere un mínimo de agua para que el organismo la utilice para formar orina, saliva, jugos gástricos y pancreáticos, lágrimas, sudor, medio interno, sangre; además, actúa como disolvente y transportador de sustancias e hidrata las heces.
  • ALIMENTOS QUE CONTIENEN FIBRA: Cereales integrales, legumbres, frutas, verduras, hortalizas, semillas. Las frutas y verduras además, contienen agua.
  • UVAS PASAS, HIGOS, DÁTILES Y CIRUELAS: Contienen gran cantidad de fibra y de agua. Las ciruelas contienen una sustancia, la dihidroxifenilisatina, cuya función es estimular los movimientos peristálticos. Además, su uso continuado elimina la atonía intestinal. Es un laxante no irritativo, por lo que está especialmente indicado en niños y ancianos.
  • MANZANA: Actúa como corrector del funcionamiento intestinal y contribuye a mejorar la atonía.
  • SEMILLAS DE LINO MOLIDAS: Por su contenido en mucílagos y pectina es laxante y suavizante de la mucosa.
  • ALIMENTOS DE ACCIÓN COLERÉTICA Y COLAGOGA: Los primeros aumentan la producción de bilis y la fluidifican, y los segundos estimulan el vaciamiento suave de la vesícula biliar. La bilis se excreta por las heces y las fluidifica. Ejemplos: alcachofa, achicoria, endivia, escarola, rábano, papaya, berenjena y aceitunas.

FITOTERAPIA

Plantas con principios activos laxantes, se aconseja su uso con prudencia y durante periodos cortos:

  • Laxantes antraquinónicos: Aloe, Sen, Frángula, Caña fístula, Ruibarbo.
  • Laxantes mecánicos: Ciruelo, Goma de garrofín, Ispágula, Llantén, Malva, Malvavisco, Salvado de trigo, Zaragatona.
  • Laxantes osmóticos: Fresno del maná, Tamarindo.

Plantas coadyuvantes: Alcachofera, Menta, Boldo, Diente de león, Anís, Coriandro, Hinojo, Espino albar, Pasiflora, Rabo de gato.

 

REGLAS PARA REEDUCAR EL INTESTINO

  • Incrementar los alimentos ricos en fibra de la dieta, sobre todo frutas y verduras.
  • Aumentar la ingesta de agua fuera de las comidas.
  • Sentarse en el inodoro todas las mañanas a la misma hora, preferiblemente después del desayuno.
  • Realizar ejercicio con asiduidad.
  • Interrumpir el uso de laxantes y sustituirlos por lavativas cuando sea imprescindible.
  • Masaje intestinal circular en el sentido de las agujas del reloj, ejerciendo una ligera presión sobre el intestino.

LA VITAMINA DEL SOL – La vitamina D

Vitamina D es el nombre que se aplicó a dos sustancias liposolubles relacionadas, colecalciferol y ergocalciferol, que muestran en común la capacidad principal para prevenir raquitismo o curarlo.

Existen distintas formas de obtener la vitamina D:

  • Por la ingestión de alimentos como el hígado de algunos pescados, de donde se obtiene colecalciferol (provitamina D 3).
  • Por la exposición a los rayos solares, fomentando la presencia en la piel de colecalciferol (provitamina D 3). Pero su síntesis (“fabricación”) dependerá de la latitud, la estación del año, la altitud, el momento del día, la contaminación atmosférica, las nubes, el uso de cremas solares, el contenido de melanina de nuestra piel, la edad, el peso y de cómo nos vistamos.
  • Incluyendo en las dietas suplementos específicos bajo supervisión de un profesional.

 

imagen sol

 

Absorción y metabolismo

Se absorbe a nivel de duodeno y yeyuno en presencia de sales biliares. De ahí pasa al hígado por vía linfática. Posteriormente se transforma en una hormona: 25-hidroxicolecalciferol, que se asocia a una proteína fijadora de la vitamina D (DBP), para poder pasar así al torrente sanguíneo. Este complejo se activa en el riñón en forma de 1,25-dihidroxicolecalciferol, y el excedente se acumulará en el tejido adiposo en espera de su utilización.

Es eliminada casi en su totalidad por vía biliar, y en menor proporción, por la orina.

Principales funciones:

  • Es una vitamina absolutamente indispensable para asegurar la buena utilización y el mantenimiento de unos niveles adecuados de calcio y fósforo, minerales indispensables en la formación del esqueleto y los dientes. Esta actividad la lleva a cabo asegurando, en primer lugar, la absorción de estos minerales a nivel intestinal, en segundo lugar, conduciendo el calcio de los huesos a la sangre, y en último lugar, favoreciendo la reabsorción de estos dos minerales en el riñón.
  • Favorece la coagulación de la sangre.
  • Mantiene en buenas condiciones el sistema nervioso.

 

Está ampliamente demostrado que buena parte de la población tiene unos niveles de vitamina D en sangre por debajo de lo que se considera necesario, así, el riesgo de pérdida de masa ósea y de fractura ante un mínimo traumatismo es muy elevado, entre otros muchos síntomas.

Su deficiencia puede provocar:

  • Osteomalacia y osteoporosis.
  • Caries dentales de carácter grave.
  • Inadecuada absorción del calcio.
  • Raquitismo en los niños, lo que dará lugar a la deformación y ablandamiento de los huesos, con arqueamiento de las piernas, ablandamiento del cráneo, bajo desarrollo muscular y dificultades respiratorias por hundimiento del tórax, entre otros síntomas.
  • Frena la absorción intestinal de Calcio y Fosfatos, cuya constancia en sangre es indispensable para que la mineralización ósea. Se produce paralelamente una hiperfunción paratiroidea que moviliza el Calcio y el Fósforo de los huesos, aumentando la eliminación de fosfatos urinarios.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Hipotonía y atrofia muscular.
  • Alteraciones pulmonares, con tendencia a catarros bronquiales.
  • Falta de apetito, palidez, intranquilidad, tendencia a sudar, diarrea y anemia.

 

deficiencia-de-vitamina-D

Fuentes:

La podemos encontrar en: pescados y aceites de pescados (bacalao), huevos, hígado de ternera, cordero y cerdo, cereales integrales, mantequilla y leche.

vitamina-D

En próximas ediciones os seguiré hablando “del poder” de esta tan importante vitamina.

Plantas adaptógenas

Los adaptógenos ayudan al cuerpo a adaptarse a ejercicios extenuantes, cambios estacionales, cansancio, mala alimentación o estrés. Un adaptógeno debe provocar cambios mínimos en las funciones fisiológicas del cuerpo, aumentar su resistencia a las influencias desfavorables no por acciones específicas sino por un amplio abanico de acciones físicas, químicas y bioquímicas, y tener un efecto normalizador general, mejorar todas las funciones sin empeorar ninguna. Los adaptógenos no son un dopaje natural sino promotores de salud, por lo que el cuerpo requerirá sus horas de descanso, una buena alimentación, etc., para recuperarse adecuadamente.

Las acciones generales de un adaptógeno son:

1) apoya la función adrenal y mejora los efectos adversos del estrés

2) permite a la célula del cuerpo un acceso a mayor energía

3) ayuda a la célula a eliminar las toxinas de los procesos metabólicos

4) tiene un efecto anabólico o de construcción

5) ayuda al cuerpo a utilizar más eficazmente el oxígeno

6) potencia y acelera la regulación de los ritmos biológicos.

Ginseng: nombre que designa varias plantas araliáceas como Panax ginseng (ginseng coreano), Panax quinquefolium (ginseng americano) y Eleutherococcus senticosus (ginseng siberiano), con principios activos similares y efectos parecidos. La raíz de ginseng coreano y americano tiene efecto adaptogénico, produce un incremento no específico en las defensas del organismo frente a los factores estresantes exógenos y los químicos nocivos, y promueve una mejora general en el rendimiento físico y mental. La planta ejerce su actividad a través del eje hipotálamo-pituitaria-adrenal y a través de su efecto inmunoestimulante. El ginseng coreano es más estimulante, se recomienda a quienes han tenido fuerte estrés o se recuperan de enfermedades de larga duración, y se desaconseja en casos de alta tensión sanguínea.

ginseng

Eleuterococo: adaptógeno que mejora la tolerancia al estrés, la defensa inmune no específica y el rendimiento físico y mental, ayuda a normalizar la respuesta del organismo, regula la producción y secreción de hormonas adrenales y fortalece las glándulas adrenales, lo que es de especial importancia en situación de estrés crónico. Se recomienda en estrés suave a moderado y en alteraciones menos marcadas de la función adrenal, y previene de su contraindicación en hipertensión arterial maligna, taquicardia e infarto de miocardio.

7-Eleuterococo

Esquisandra (Schisandra chinensis): ayuda a equilibrar las funciones del organismo y mejora la tolerancia al estrés y la depresión, tiene efecto adaptogénico sobre la función del sistema nervioso central (SNC), estimula el sistema nervioso y mejora la claridad mental y los reflejos, y protege el hígado, normaliza su función y previene y estimula la recuperación del daño hepático. Además seda el sistema respiratorio, previene la fatiga ocular y aumenta la agudeza visual, y potencia las contracciones cardíacas.

esquisandra

Regaliz (Glycyrrhiza glabra): planta adaptogénica cuya raíz tiene acción antiinflamatoria y antialérgica, y contrarresta los efectos de la insuficiencia de las hormonas adrenales así como los efectos secundarios del uso prolongado de corticosteroides. Se considera más apropiada en circunstancias de estrés prolongado, en la fase de agotamiento, y si no es desglicirrizada, se desaconseja su uso habitual con tensión sanguínea alta, diabetes, enfermedades hepáticas, insuficiencia renal e hipopotasemia.

regaliz-planta-medicinal-de-multiples-propiedades-668x400x80xX

Astrágalo (Astragalus membranaceus): su raíz tiene efectos adaptogénicos y normalizadores en los sistemas nervioso, hormonal e inmunológico, mejora la respuesta al estrés por el incremento de la actividad adrenal y aumenta la resistencia y el vigor. Se considera la mejor planta de la medicina tradicional china para desarrollar resistencia frente a la infección, estimula el sistema inmune, protege frente a numerosos virus, tonifica los pulmones y tiene efecto cardiotónico, aumenta la potencia del latido cardíaco sobre todo en casos de agotamiento y fatiga, es vasodilatador y disminuye la presión sanguínea.

astragalo

Ashwagandha (Withania somnífera): llamada “ginseng indio.” “hierba tónica” capaz de fortalecer el cuerpo de manera general.  Aumenta la función mental. Puede incrementar la fertilidad y la libido. Aumenta la energía física, mejora en la resistencia cardiovascular y respiratoria. Ayuda en la prevención de infecciones y puede ofrecer protección neurológica. Mejora significativa en los procesos de estrés.

Ashwagandha

Siempre se aconseja el uso de cualquier planta medicinal bajo la supervisión de un profesional cualificado, ya que no son inocuas.

Llegó la primavera y las alergias

llegó la primavera y las alergias

 

La alergia es una respuesta exagerada por parte del sistema inmunitario frente a determinadas sustancias denominadas alérgenos o antígenos.

Los alérgenos son sustancias químicas que pueden ser ingeridas formando partes de los alimentos, inhaladas o introducidas en el organismo por cualquier otro medio.

Estas alergias se manifiestan con mayor frecuencia en la piel, el aparato respiratorio o el digestivo, independientemente de cual haya sido la forma en la que el alérgeno se ha introducido en el cuerpo. Así las reacciones más frecuentes son la congestión nasal, asma, rinitis, picores, urticaria, dermatitis, migrañas, fatiga, tos, cosquilleo en la garganta, dolor abdominal, vómitos y nauseas, diarrea, picor en la boca, los ojos, la piel u otra área, dificultad para deglutir, mareo, desmayo, hinchazón de los párpados, la cara, los labios y la lengua y rinorrea (aumento secreción mucosidad nasal).

Los alérgenos más comunes son el polen, el polvo, algunos metales, cosméticos, caspa y pelo de animales, veneno de insectos, algunos medicamentos, moho, etc.

Hay que señalar que la sensibilidad a los alimentos es de tipo individual y no existen alimentos que hagan reaccionar a todas las personas por igual, pero entre los más comunes encontramos: productos lácteos, trigo, soja, huevos, marisco, algunas frutas y frutos secos, chocolate, aditivos alimentarios como los sulfitos, etc.

alergias-alimentarias1

El sistema inmunitario genera respuestas que se propagan a través de los tejidos del organismo. Se compone de células llamadas linfocitos que fabrican y segregan moléculas llamadas anticuerpos. Estos elementos están estructurados para reconocer y/o atacar diferentes antígenos.

Características generales de la dieta:

La Ortodieta irá encaminada en primer lugar a detectar todos los elementos causantes de la alergia en particular, y en segundo lugar, a lograr el equilibrio y el fortalecimiento del Sistema Inmunitario.

En alergias de origen alimentario debe instaurarse una dieta de eliminación o antialérgica. En ella se prescinde de todos aquellos alimentos que más comúnmente causan alergia y aquellos que, específicamente en el paciente, hayan demostrado provocar reacciones alérgicas o adversas, además de contener alimentos altamente depurativos.

Las plantas medicinales van a paliar y aliviar los síntomas de muchas alergias, tanto en forma externa como en tomas internas. Las más indicadas en estos procesos: manzanilla, melisa, tomillo, echinacea, salvia, llantén, orégano, ortiga, caléndula, etc.

Aquí os dejo una receta sencilla para una fantástica tisana o infusión:

Ingredientes: un ramito de apio, una cebolla roja, 2 o 3 ramas de ortiga. Cocer en 2 L de agua, a fuego lento, dejar reposar 15 minutos, colar y tomar 2-3 tazas al día durante 15 días. Repetir el tratamiento 2-3 veces al año. Reduce el nivel de azúcar, fortalece la sangre, mejora las defensas, mejora el metabolismo, reduce los líquidos en el cuerpo, mejora el reumatismo y distintos procesos alérgicos de la piel. Si padecemos de tensión baja tomar sólo 7 o 9 días seguidos. Vigilar siempre los síntomas y reacciones.